Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. ‘Más información’. ENTENDIDO

Lunes, 16 Abril 2018 00:00

EL COLAPSO DEL PETRODOLAR

Escrito por 

Queridos/as Traders,

Esta semana os traemos un artículo de Gonzalo Cañete: Economista especializado por la UAH. Cursó estudios financieros y relaciones internacionales en la UEA de UK. Logró titulación como experto en renta variable y derivados financieros por el BME y posee licencia como operador de opciones y futuros por la cámara MEFF. Es autor de mas de 200 cursos sobre Bolsa e interviene con frecuencia como analista en medios como Intereconomía y Capital Radio entre otros. 

El artículo es cortesía de la conocidísima revista TRADERS´. Especializada en artículos de calidad sobre Trading e inversiones y que cuenta con autores de talla internacional. Podéis suscribiros a ella, para recibirla y para leer todas sus ediciones pasadas desde el siguiente enlace: http://traders-mag.es/wp-login.php?action=register

 

 

 

 

 

header

 

 

 

 

EL COLAPSO DEL PETRODOLAR

Vuelve el patrón ORO a los mercados mundiales

 

China, la segunda mayor economía del mundo que lleva años aumentando sus reservas de oro en el Banco Popular de China, se prepara para lanzar en Shanghai los primeros contratos de petróleo cotizados en una divisa distinta al dólar. Estaríamos ante el nacimiento del Petroyuan.

» Recientemente durante los últimos años hemos visto como China amenazaba ante los organismos económicos internacionales con lanzar su propio oro cotizando en yuanes.
Digo la palabra “amenazar” porque realmente lo que China hacía era anunciar este tipo de medidas cuándo un organismo internacional como el FMI rechazaba aceptar el Yuan como moneda de depósito del sistema multidivisa DEG, unidad monetaria compuesta por las cuatro principales divisas del mundo, a saber el dólar, el euro, la libra, el franco suizo y el yen.
Una y otra vez este tipo de medidas fueron suspendidas siempre que China tenía lo que deseaba o quizá lo que le correspondía como segunda mayor economía del mundo. Por ejemplo, en septiembre 2016 el FMI terminó aceptando la divisa china como moneda de depósito el sistema DEG. China suspendía entonces el anuncio de emitir oro en Yuanes desde Shanghai. Un mes más tarde anunciaba la comercialización de bonos con vencimiento a 5 años compuestos por el DEG. Despertando así el interés de fondos de inversión y de bancos centrales.
Mantener reservas en una multidivisa, como el DEG, eliminaría los riesgos de fluctuaciones de las distintas monedas a nivel mundial en una época en la que podríamos decir que la guerra de divisas no ha terminado y quizá se complica aún más ante una posible guerra comercial. Por ejemplo el debilitamiento del dólar o el fortaleciendo de la Libra no afectarían a aquellos que guardan sus reservas en una divisa compuesta por ambas.

Resuelta esta batalla en la que China parece haber ganado, en el horizonte se acerca otra de mucho mayor calado. Hablamos del cambio del sistema monetario actual y la desaparición del Petrodolar.

 

Un poco de historia


Al final de la Segunda Guerra Mundial la mayor industria del mundo intacta es la industria norteamericana. Por lo tanto la primera economía del mundo y de las que dependerán el resto será la economía de los Estados Unidos. Es lógico entonces que el acuerdo de Bretton Woods estableciese que la moneda base del mundo entero fuese el dólar. El resto de países desarrollados podrían mandar sus reservas de oro a la Reserva Federal de los EE.UU a cambio de dólares que tendrían una conversión fija por su oro, garantizando así el poder adquisitivo del papel que recibirían. En concreto por cada 33$ por cada onza de oro.
Sin embargo, este sistema se empezó a hacer inestable llegados los 70. Las economías del resto del mundo se recuperaron. La industria europea empezaba a competir con la norteamericana, y los déficits comerciales llegaron a los Estados unidos afectando así a la tasa de productividad y empleo. Para mantener la estabilidad interna los Estados Unidos recurrieron a una falsa ventaja competitiva. Rebajando el valor del dólar contra el resto de divisas harían que sus productos fuesen más baratos en los mercados internacionales sin ser por ello más competitivos. Dicho de otro modo, no producían a menor coste ni más rápido simplemente abarataban la moneda en la que vendían sus productos. El único problema es que su moneda está vinculada a una conversión fija con el oro.
En 1972 Nixon dió con la solución anunciando la suspensión de la conversión fija dólar-oro. Sus socios europeos se indignaron, especialmente Francia que reclamo con una fragata militar la repatriación del oro. Nixon dijo que lamentablemente no se podría realizar la repatriación y que aceptasen esta medida como una situación temporal.
Hoy, en 2018, 47 años después, resulta que se han impreso trillones de dólares nuevos desde entonces y el valor del lingote de oro ronda los 1400$. En términos de dinero y oro sería como si estuviésemos viviendo una época de hiperinflación que durase décadas. Buena parte de las burbujas financieras y de la inestabilidad del sistema monetario actual derivan de aquella decisión.
No obstante el problema puede ser aún más profundo de lo que hasta aquí parece. Si tenemos en cuenta que el mayor punto de negociación de oro del mundo está en Londres y que más del 90% de dichas negociaciones se realizan sobre productos derivados del oro, como ETF y futuros de liquidación por diferencia, resulta que las cifras nominales negociadas superan en más de 200 veces la producción anual de oro de la actividad minera según cifras del COMEX. Dicho de otra forma, la mayor parte del oro es oro papel, muy alejado del oro material que realmente existe como subyacente 
en sus contratos, estimados en términos de 2017 en unas 130 mil toneladas frente a las 300 mil negociadas en estos contratos.

 

Hacia la vuelta del patrón oro


Le he descrito los antecedentes y el contexto en el cual morirá el Petrodólar y nacerá el Petroyuan con un nuevo patrón oro bajo el brazo, siempre que no se negocie con China una solución distinta que permita sobrevivir al PetroDólar.
El 26 de marzo, China se estaba preparando para lanzar un nuevo contrato de petróleo desde la bolsa de Shanghai cotizado en Yuanes. Además este contrato será convertirle por oro, la modalidad del contrato que veamos sea un futuro de entrega del subyacente a vencimiento de dicho contrato. Es decir que le entregarán el oro si usted lo reclama como poseedor de esos contratos.
Algunos analistas creen que esto sería imposible porque China no permite la comercialización libre de oro, no permite exportar oro. Pero la bolsa de Shanghai es una zona de libre comercio que posiblemente si acepte ese tipo de transacciones.
Súmele a esto que China ha sido en el año 2017 el mayor importador de crudo del mundo. Más de 200 mil millones de dólares. Piense ahora, si dichas compras en realizarse en Yuanes, significaría que la demanda de dólares habría caído en 200 mil millones.

 

Trucos de la historia, la OPEP ya salvó al dólar en los 70s

Los Estados Unidos sabiendo que su dólar dejaría de ser atractivo al no ser convertible con oro directo realizó una jugada maestra negociando con la OPEP petróleo cotizado exclusivamente en dólares. Así todo país que demande combustible en el mundo tendría que comprar dólares para poder comprar petróleo. El punto clave en este proceso fue la negociación que hizo Kissinger con los Sauditas.

 

El nacimiento del PetroYuan

Pues bien, China se ha reunido con los sauditas y ha anunciado que participará en la mayor oferta pública de venta de una compañía que jamás se ha realizado, la Petrolera Saudita Aramco. Los sauditas se alejan así de su antiguo socio padre del dólar y se acercan a su nuevo socio padre de Yuan, pudiendo ser este el inicio de nueva era en el sistema monetario internacional, el nacimiento del Petroyuan.

Lo cierto es que tiene sentido, por ejemplo, ¿preferiría Irán vender el crudo a Europa directamente a cambio de euros en una época en la que la política monetaria Europea busca un euro barato o preferiría en venderlo a través de la Bolsa de Shanghai en Yuanes y respaldado por oro físico? La respuesta creo que es obvia considerando que el oro físico es el activo monetario más valioso.

Terminamos este artículo dando unas cuantas pinceladas al escenario geopolítico. El conflicto sirio se ha resuelto con la clara derrota de los grupos apoyados por EEUU en Oriente Medio y un deterioro de sus relaciones con los socios allí presentes. Hasta países como Turquía, miembro de la OTAN se ha distanciado de EE.UU manifestando su descontento con este país por su apoyo a grupos rebeldes kurdos.

Tenemos todos los ingredientes en la coctelera para un cambio real como jamás se ha visto en décadas en los mercados mundiales.

El seísmo que este cambio podrá provocar será peligroso pero al mismo tiempo traerá muchísimas oportunidades de inversión. «

 

Cañete

 

 

 

 

 

Visto 145 veces Modificado por última vez en Lunes, 16 Abril 2018 12:22
Más en esta categoría: « NUEVA IMAGEN + SERVICIOS